Argentina, de pasada hacia un asteroide

junio 8, 2017

Adriana Ocampo nació en Barranquilla (Colombia), pero no pronuncia Barranquiia sino Barranquiya, como si fuera argentina. Y eso tiene como explicación a su madre argentina y a su crianza en Villa Adelina y Carapachay. En 1970, a sus 15 años, toda la familia se mudó a California, ella se convirtió en geóloga planetaria y ahora dirige una de las misiones del programa Nuevas Fronteras de la agencia espacial Nasa.

Esto último fue lo que la trajo a su país de crianza –entre otras cosas- a dar una charla acerca de las investigaciones sobre Plutón (el más grande no planeta del Sistema Solar) por donde pasó en 2015 una nave, la New Horizons que lo fotografió en detalle, y que pasará en enero de 2019 por un asteroide (el MU69) todavía un poco más alejado.

“Argentina queda de pasada en busca de detalles de ese asteroide”, dijo Ocampo durante su charla del martes 6 de junio en el auditorio del Centro Cultural de las Ciencias, en Palermo. La referencia es la misión de la Nasa que instaló una veintena de telescopios en Mendoza para tomar datos de este cuerpo celeste durante una “ocultación estelar” (especie de minieclipse) para que la próxima misión de la Nuevos horizontes sea tan exitosa como lo fue con Plutón.

“El MU69 es un asteroide clásico del cinturón de Kuiper, tiene entre 22 y 40 kilómetros de diámetro”, dijo la científica, al tiempo que destacó: “Lo que pasó en Mendoza es que queríamos capturar su paso por delante de una estrella durante 0,2 segundos para obtener datos extra y tuvimos suerte con la claridad del cielo del sábado 3 de junio por la madrugada y pudimos sincronizar con otros doce telescopios que había en Sudáfrica”. Las observaciones se repetirán el 10 de julio, cuando el asteroide pueda ser captado desde el Océano Pacífico (a tal fin se reacondicionó un Boeing 747 para hacerlo desde el aire), y de nuevo el 17 de julio, donde 60 investigadores manipularán 25 telescopios en la Patagonia argentina para que el encuentro dentro de unos 18 meses en los confines del sistema solar entre un aparato humano y un objeto celeste sea un éxito.

Antes de estos detalles, en la misma conferencia Ocampo había mostrado minuciosamente cómo se logró el histórico acercamiento a Plutón que develó un mundo bastante definido y con una claridad que estaba lejos de obtenerse con los aparatos ubicados en la Tierra o en órbita terrestre. Entre una enorme cantidad de datos aportados se identificó el posible origen de la luna Caronte (idéntico al de nuestra Luna: golpe estelar y un pedazo de planeta que queda en órbita) así como los componentes de la atmósfera de Plutón y de su superficie con sus hielos de metano y mucha agua atrapada en hielos.

Plutón:

firma_Martín

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Comentarios

comentarios

Planeta Azul © 2017