Transporte público: eje clave para romper con la desigualdad

junio 8, 2018

firma-florencia-tuchin

Durante la Conferencia Infraestructura para el Desarrollo de América Latina, organizada por CAF, se reunieron referentes para debatir sobre cómo generar más equidad.

América Latina es la región más desigual del mundo y una de la las formas para intentar reducir las enormes brechas sociales es mediante la inversión en infraestructura. Es importante asegurar que grupos sociales, especialmente mujeres y familias de bajos ingresos, puedan acceder a servicios públicos de calidad.

“Vivimos en una región altamente urbanizada. El 80% de las personas viven en ciudades y se espera que al 2050 el porcentaje suba al 90%. Tanta gente elige las áreas urbanas porque allí encuentran mayor cantidad de oportunidades económicas. Las ciudades en sí mismas son el motor de desarrollo de los países”, señala Sandra Conde, Directora de Análisis y Programación Sectorial del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

El transporte es un eje clave a la hora de pensar en infraestructura inclusiva. Gran parte de los viajes que se realizan dentro de las ciudades son ineficientes porque los vehículos llevan a una sola persona. El 45% de los viajes que se hacen en auto, se podrían hacer en bicicleta porque son menores a 6.5 kilómetros y el 15% podrían hacerse caminando porque implican menos de 2.5 kilómetros.

Durante la Conferencia de Infraestructura para el Desarrollo de América Latina, que se desarrolló el 25 y 26 de abril,  Juan Carlos Muñoz, Director del Centro de Desarrollo Urbano Sustentable (CEDEUS) explicó que fomentar el acceso implica llevar oportunidades de modo efectivo. “Si la ciudad se deja a disposición del mercado probablemente esta política se traducirá en inequidad y segregación. En ese caso, aparecerían más espacios diseñados para un desarrollo inmobiliario basado  en el automóvil”, señaló.

Lake Sagaris, quien cuenta con un PhD en Urbanismo y Participación y es investigadora en la Pontificia Universidad Católica de Chile, puso énfasis en que los bancos de desarrollo están financiando autopistas como si fuesen elementos de desarrollo y en realidad estas inversiones generan el efecto contrario. En esta línea Muñoz confirmó que las autopistas urbanas dejan de ser una solución y un aporte porque no son coherentes con una visión de espacio vial de mejor calidad, de una vida más atractiva y más coherente con una ciudad para los niños. Agregó: “En realidad, provocan más congestión y generan ciudades más extensas que fomentan un desarrollo urbano basado en el automóvil. Nos perjudican en corto y largo plazo”.

En la conferencia organizada por CAF, Juan José Méndez, secretario de Transporte de Buenos Aires, dijo que una ciudad segura y conectada es una ciudad de oportunidades. “Esto permite el acceso equitativo para todos los vecinos a las alternativas que la ciudad ofrece: la posibilidad de alcanzar un mercado laboral más grande y diverso; mejores ofertas educativas; y también en materia de salud. Así es como concebimos al transporte; como un servicio que debe garantizar accesibilidad a todos los sectores de la sociedad”, expresó.

Medellín es un ejemplo en la región en materia de movilidad sostenible. El alcalde de la ciudad colombiana Federico Gutiérrez contó: “Medellín pasó de ser la ciudad más violenta de mundo en 1991 a convertirse en un modelo de innovación social. Hay elementos que son esenciales para romper con la desigualdad y uno de ellos es el transporte público. Quienes más pagan para moverse en las ciudades son los más pobres. Los que más tiempo gastan para viajar de un lugar a otro son los que menos tienen. La forma de disminuir la brecha social es avanzar en sistemas de transporte de calidad. Llegar con el metrocable (sistema de transporte del tipo teleférico) a las laderas de las montañas nos permitió hacer visibles zonas que antes no lo eran. Además permitió que entráramos como Estado a atender la oferta social. Ahora, tenemos el propósito de convertir a Medellín en la ciudad capital de la movilidad eléctrica de América Latina”.

Foto: Metrocable de la ciudad de Medellín, Colombia.
Crédito: Luis Benavides, diario El Espectador.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Comentarios

comentarios

Planeta Azul © 2018