“Soy el Che Guevara de la sostenibilidad”

septiembre 23, 2016

 

Así se presentó Gunter Pauli, el economista belga que creó el modelo de desarrollo y producción conocido como “Blue Economy”, en la charla que dio en la Legislatura de Buenos Aires, donde fue distinguido como Huésped de Honor.

Con una manera muy simpática y particular de contar sus más de 30 años de experiencia en diferentes partes del mundo, busca estimular a los empresarios a repensar la economía copiando la simpleza de la naturaleza.

Para el empresario las empresas deben cambiar su dogma de generar más cantidad de lo mismo para que sea más barato.

“Todo lo que es malo para la salud y para el medio ambiente es barato, y cuando es bueno para la salud y para el ambiente es costoso”, dice en un perfecto español “esto no tiene lógica ni social, ni ecológica, ni económica”.

Lo que él propone con la Economía Azul es la generación de valor agregado enfocado en lo que está disponible localmente y permita cubrir las necesidades básicas de todos. Esto, según sus propias palabras, permitirá que las sociedades crezcan con generación de empleo genuino de una manera sostenible.

“No hay nada escrito en la teoría tradicional económica de libre mercado que oblige a enfocarnos en los precios más baratos,  es una obsesión, algo que se inventó” dice con cierta indignación, “sí hay mucha teoría económica que explica la importancia en la generación del valor agregado”.

Su experiencia con el café suena contundente. “Cuando tomamos un café solo estamos consumiendo el 0.2% de la biomasa y desechamos el 99,8%”, explica, “pero si utilizamos ese desecho como sustrato para cultivar hongos y luego ese nuevo desecho como  alimentos para gallinas, utilizo el 100% de la materia prima”.

La innovación está en el modelo de negocio “que transforma una misma materia prima, en este caso por tres y  permite pagar un precio justo al campesino”, afirma el economista.

A pesar de que este modelo de negocio ya está en marcha en más de 50 países, la respuesta de las multinacionales cafeteras es que son solo empresas dedicadas al café, no a los hongos ni a las gallinas. Siguen con una lógica insostenible de la economía que no tiene en cuenta a la naturaleza.

Su visita a la Argentina tuvo el propósito de colaborar en la reactivación productiva sustentable y reforzar las economías locales con sus potenciales propios y cuidando el ambiente.

“Vine a mostrar las sorpresas que tiene Argentina y a convencerlos de que hay una nueva economía en camino con oportunidades extraordinarias”.

firma_Gabriela

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Comentarios

comentarios

Planeta Azul © 2019