“Nuestra gran cualidad como especie es entender el universo”

septiembre 13, 2016

Entrevista con Kip Thorne, líder del equipo que descubrió las ondas gravitacionales y ganador del premio Kavli, el galardón que entrega la Academia Noruega de Ciencia y Letras cada dos años.

Desde Oslo, Noruega- Kip Thorne tiene una rara manera de ser carismático. Parece tímido, luce nervioso en sus charlas, en la entrevista mira para todos lados, como en busca de ayuda ante las preguntas, como si no estuviera seguro de ser uno de los cerebros de nuestro tiempo.

Pero lo cierto es que Thorne es una de las cabezas de un numeroso equipo de científicos que hizo un descubrimiento sensacional que reconfirmó la teoría de la relatividad de Albert Einstein, cien años después: las ondas gravitacionales, producto de la colisión de dos agujeros negros hace más de mil millones de años. Ese descubrimiento le valió el premio Kavli en la categoría Astrofísica, que compartió con Reiner Weiss y Ronald Drever (lo mismo que el millón de dólares) y recibió el martes 6 de septiembre en Oslo.

En los últimos años Thorne descubrió también la necesidad de la divulgación. Y descubrió que le gustaba. Por eso fue uno de los guionistas de la película Interstellar, una gran obra que traslada a la vida cotidiana las abstracciones relativistas de Einstein. Ahora está trabajando en otro film con el mismo equipo: “Sólo puedo decir que se trata de una obra de ciencia-ficción”, dice, misterioso, en charla con los cinco periodistas de todo el mundo becados por la Fundación Kavli y la Federación Mundial de Periodismo Científico (WFSJ) para la ocasión.

-¿Cómo toma este premio?

Tiene un gran significado, porque yo conocí personalmente a Fred Kavli (el millonario noruego-norteamericano fallecido en 2013 en cuyo honor se entregan los premios). Éramos buenos amigos. Pero siempre hay que remarcar que somos elegidos nosotros, pero detrás hay cientos de colegas de nuestros equipos. Somos centenares de personas (entre ellas, la cordobesa Gabriela González) que trabajamos en esto. Jamás podría haberlo hecho una sola persona. En eso, nuestra época es distinta de la de Einstein.

-¿Y si le dan el premio Nobel? Su candidatura este año suena fuerte…

(Se incomoda un poco más) Todos los premios son importantes para el campo, para el equipo y para que se extienda el conocimiento público de la ciencia. Eso es lo realmente crucial.

-¿Por qué resultó tan importante el descubrimiento de las ondas gravitacionales?

Porque nos muestra aspectos del universo que de otro modo no tendríamos. La colisión de dos agujeros negros nunca se había visto y nos muestra cómo el espacio-tiempo se desenvuelve. Antes no teníamos forma de verlo. Volvemos atrás en el tiempo y vemos qué pasó, eso es maravilloso. Es nuestra gran cualidad como especie: entender el universo.

-¿Cuál es el siguiente paso?

Tener un mejor detector, ver nuevas fuentes de radiaciones, perfeccionar la técnica, por ejemplo.

-¿Estos descubrimientos lo hacen pensar más en Dios, o menos?

Cada uno reacciona distinto. Tengo un amigo cosmólogo que se hizo más religioso. Pero no es mi caso. Yo perdí todo interés por la religión.

-Es casi obligatorio preguntarle por los grandes desafíos de la humanidad.

(Ríe) Bueno, son muchos y no soy tan inteligente como para responder bien. Refugiados, terrorismo, cambio climático son algunas. Y la ciencia es la herramienta para tratar estos males, es importante que la gente la comprenda mejor y sepa de lo que es capaz.

firma_Martín

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Comentarios

comentarios

Planeta Azul © 2019