Marruecos está listo para recibir a la COP 22

octubre 20, 2016

Del 7 al 18 de noviembre Marruecos será anfitrión de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.  La ciudad de Marrakech albergará a los representantes de los países miembros cuyo objetivo principal será poner en marcha el Acuerdo de París que entrará en vigor el próximo 4 de noviembre.

“Nos congratulamos de que el acuerdo haya entrado en vigor, la ratificación en sí es una toma de consciencia, el mundo ya no toma al tema ambiental como un lujo intelectual que involucra a elites que entienden del tema, sino que hoy todos están involucrados, todos los países tienen un grado de responsabilidad” explicó Fouad Yazourh, embajador de Marruecos en Argentina.

Toda la región africana es particularmente vulnerable a los efectos del cambio climático debido a la frecuencia de las sequías, la distribución desigual de la tierra y la agricultura excesiva, sin riego, según el quinto informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC). Para el grupo de expertos la situación climática podría empeorar las tendencias actuales de agotamiento de los recursos, reduciendo los caudales de agua, con consecuencias en la producción hidroeléctrica, industrial y agroalimentaria.

“Marruecos es un país principalmente agrícola que emplea la gran parte de mano de obra marroquí, que hoy está sufriendo las consecuencias de las sequias cíclicas con crisis en la producción y con posibilidad de disminución de un punto del producto bruto interno”, explica el embajador en un perfecto español.

Yazourh afirma que la hoja de ruta de la cumbre está en consonancia con las políticas de su gobierno que, en su nueva Constitución de 2011, consagró al desarrollo sostenible como un derecho para todos los ciudadanos marroquíes con el fin no solo de mejorar sus condiciones de vida, sino también de reforzar la sostenibilidad de los recursos naturales y fomentar el uso de energía limpia.

Este proceso fue fortalecido con la adopción de la Carta Nacional de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible que contó con una amplia consulta con el sector público, las empresas del sector privado y la sociedad civil.

Por otro lado Marruecos es casi el único país árabe de la región que no produce petróleo. Desde 2009, desarrollan una política proactiva y ambiciosa en el campo de las energías renovables y en mejorar la eficiencia energética.

“El proyecto NOOR de energía solar ubicado en el sur del país tiene como objetivo cubrir las necesidades energéticas del país en un 42% para el 2020 y un 52% al 2030”, explica Yazourh. En febrero de este año se inauguró la primera de las cinco fases que tendrá una capacidad total de 2.000 MW.

“Las realidades de Argentina y África se parecen, sufrimos las consecuencias sin ser actores principales, hace falta que nos adaptemos a esta nueva realidad y obligar y convencer al norte para que se adecue a las medidas que ha firmado y ratificado”, concluye.

firma_Gabriela

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Comentarios

comentarios

Planeta Azul © 2019