Los sonámbulos en el Centro Cultural de las Ciencias: Teatro del conocimiento

enero 30, 2018

La historia de la ciencia, digamos al menos unos 2500 años en busca de conocimiento, es difícilmente condensable. Hipótesis, datos, acumulación de hechos, datos contradictorios, revoluciones epistemológicas, cambios de paradigmas, más datos. En fin, lo más lejano a una continuidad narrativa que se pueda imaginarse.

Hacer que todo eso entre en una hora y en un espectáculo para chicos es un desafío improbable. La obra Los sonámbulos, del grupo Compañía Nacional de Fósforos, sin embargo está a la altura. En rigor, se trata de un unipersonal en el que Gustavo Bendersky es todos los personajes presenta a un conferencista que es él mismo, y hasta se transforma en diabólico (los sueños de la razón) con el recurso de una capa al estilo de los malos de Disney que viven en castillos. Así es que narra el inicio del universo a través del big bang y luego va a la primera persona a la hora de contar cómo se logró la agricultura y se consiguió hablar (en inverso orden cronológico).

La obra está inspirada en una novela de Arthur Koestler, es impecable desde lo científico, tiene ganchos para que los chicos interactúen y además, por si fuera poco, en los intervalos se escucha música de Elvis Presley (más algún que otro Beethoven). Con la suma de algún que otro chiste vernáculo (las primeras palabras de un ser humano de ningún modo fueron “ahijuna canejo”) tiene similitudes en el comienzo con El diario de Adán y Eva, de Mark Twain, muchas veces representada en los teatros porteños.

Si bien por momentos, posiblemente por necesidades teatrales, la historia muta de historia del conocimiento a historia de cómo sabemos hoy que se creó el universo (lo dicho sobre el gran estallido), la brecha se salta sin problemas y así desfilan de Pitágoras a Einstein y de Aristarco de Samos a Newton, pasando por Tales de Mileto y Copérnico. Contra lo que podría suponerse, por el tema y los conceptos, los chicos participan mucho y, se diría que un tanto insólitamente, algunos hasta anticipan las líneas del actor. “Ahora viene lo de la gravedad”, se oyó que susurraba uno de no más de diez o doce años, a su compañero de butaca.

 

Los sonámbulos se presenta los domingos de enero y febrero a las 18 horas en el Centro Cultural de la Ciencias, en Soler y Godoy Cruz. Entrada gratis, se recomienda para chicos de 8 años en adelante.

firma_Martín

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Comentarios

comentarios

Planeta Azul © 2018