“Las mujeres tienen más visión de largo plazo para lograr un cambio en el sector de agua”

noviembre 15, 2017

Diane D´Arras nació en Valenciennes, una ciudad ubicada al norte de Francia cerca de la frontera con Bélgica. Regresó a Buenos Aires luego de diez años, para presidir el Congreso Mundial del Agua y Desarrollo de IWA 2017 (www.developmentcongress.com), que se desarrolla en la planta potabilizadora General San Martín, en el barrio de Palermo y cuyo lema es soluciones sostenibles para economías emergentes.

Desde que cursaba sus estudios universitarios para obtener el título de ingeniera civil estuvo interesada en el medio ambiente. En ese momento descubrió la importancia del saneamiento del agua para evitar un problema mayor a las personas que viven aguas abajo.

Para la presidenta de la Asociación Internacional del Agua (International Water Association por sus siglas en inglés) hay que apoyarse en los avances de la ciencia y en las nuevas tecnologías para tratar y sanear el recurso vital. “Existen las soluciones, la dificultad es ponerlas en marcha, encontrar medios financieros y lograr la gobernanza para mantener el sistema de aguas en buenas condiciones en el tiempo”, explica en un excelente castellano.

El congreso de IWA, que es co-organizado por la empresa estatal AySA y el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, dará la posibilidad a los más de 2000 participantes de diferentes partes del mundo, de intercambiar experiencias, conocer los avances tecnológicos, compartir éxitos y fracasos en los planes de saneamiento que se llevan adelante en otras partes del planeta y encontrar soluciones sostenibles teniendo en cuenta que tanto el agua como el saneamiento están incluidos dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por las Naciones Unidas.

“Para tomar consciencia del gasto se necesita instalar medidores para que las personas se den cuenta de la cantidad de agua que consumen y controlar las fugas”-explica Diane- “si todo el mundo reduce su consumo, se utilizarán menos productos químicos, y menos electricidad; entonces se gastará menos dinero”.

Como dato es importante saber que en Buenos Aires el consumo de agua es muy alto, 500 litros por persona, mientras que en países como Alemania es de 120 litros. D´Arras considera que aunque es difícil pasar del sistema actual que se aplica en Argentina a uno con medidores, es un paso que hay que dar ya que este sistema se aplica en todo el mundo con buenos resultados para la toma de conciencia de la población.

“Las mujeres tienen más visión a largo plazo”, dice, “por eso intento tener más mujeres en la organización para mejorar las dificultades que presentan los sistemas de aguas y de cloacas”.

Antes de regresar a Francia y continuar con su cargada agenda, Diane aseguró que no dejará de deleitarse con una rica parrillada argentina.

firma_Gabriela

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Comentarios

comentarios

Planeta Azul © 2017