Lanzan la plataforma ForestAR 2030 como iniciativa de una economía sustentable

junio 14, 2018

firma-merino-soto

La propuesta es parte del compromiso que hizo la Argentina durante el acuerdo de Cambio Climático, en París 2015, y que luego revalidó como un aporte que hace el país para la mitigación de calentamiento global.

Para elaborar el plan de reforestación la Argentina se marcó los siguientes objetivos: reforestar  20.000 hectáreas anuales de bosque nativo; mitigar el cambio climático (reducción de emisiones equivalente 15.56  millones de toneladas de CO2), llegar a forestar  2.000.000 de hectáreas de bosque implantado, beneficiar a 7.000 Pymes y sumar 100.000 puestos de trabajo directo e indirecto.

La estrategia fue desarrollada por los ministerios de Agroindustria, Producción, Desarrollo Social, Trabajo, Educación y Medio Ambiente, este último es el responsable de articular las acciones que apuntarán a generar el crecimiento de una economía circular que tiene que ver no sólo con los bosques cultivados y nativos como es su protección a través de su reforestación sino también en su recuperación desde zonas desertificadas y cuencas degradadas, y principalmente  impulsar el potencial forestal a partir de la industria.

Esto significa que los ministerios de Agroindustria y de Trabajo aportarán el agregado de valor,  generando empleo y arraigo a las comunidades donde están los bosques; Desarrollo Social con todo lo que tiene que ver con convertir planes asistenciales en productivos y con cooperativas de trabajo donde se logra la inclusión precisamente social; y Educación por el programa ya iniciado en las escuelas donde la idea es que haya en cada una de ellas módulos que tengan que ver con la educación ambiental.

En ese sentido el ministro Sergio Bergman explicó que este plan “responde a la importancia que tiene el valor de forestar y sanar, lo que hicimos degradando la tierra ahora se debe reponer y reparar a través del trabajo de poner árboles, y que eso sea no sólo un contenido educativo sino también un cambio de hábito”.

Esto quiere decir que la plataforma integra todo. Con lo cual no pasa sólo por un tema ambiental como son las hectáreas a forestar y el dióxido de carbono a absorber, sino que también se trata de inversión, capital a invertir y trabajo a generar.

“Lo planteamos de esa manera porque entendemos que si no lo traducimos en una ecuación económica siempre será un gesto de buena voluntad y no será un cambio transformacional”, afirmó Bergman, quien agregó: “buscamos negocios forestales sostenibles, sustentables y que impliquen inversión para generar valor agregado con protección del ambiente y fundamentalmente con inclusión laboral”.

Datos de la FAO sostienen que invertir en la actividad de los bosques podría llegar a crear 10 millones de “empleos verdes” a nivel mundial.

En ese sentido un trabajo de la Asociación Forestal Argentina (Afoa), destacó que en sólo 5 años el sector podría crecer un 50%, duplicar las exportaciones a 2.000 millones de dólares y generar 64.000 empleos directos y 160.000 empleos indirectos en zonas rurales y economías regionales.

Argentina dispone de una superficie de unas 50 millones de hectáreas de bosques nativos reconocidos en los ordenamientos provinciales realizados bajo la Ley 26331, y 1,2 millón de hectáreas de bosques cultivados que abastecen al 90% de la industria forestal, principalmente con pinos, eucaliptos, álamos y sauces.

Además se encuentra entre las tres regiones del mundo con mayores ventajas para la expansión de bosques de cultivo. Ahí reside la importancia de buscar la forma de que la industria ingrese aún más en la actividad forestal, ya que este es reconocido como un sector generador de empleo y principalmente en la unión de lo rural y lo urbano.

Por lo pronto esta actividad tiene una tasa de multiplicación de empleo superior a la de la construcción el cual ronda en el 3,2 por ciento. Lo cual lo convierte en un alto generador de mano de obra.
En definitiva, el desarrollo forestal industrial en la Argentina puede transformarse en una herramienta de desarrollo económico, social sostenible y ambiental.

Crédito Foto: FAO

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Comentarios

comentarios

Planeta Azul © 2018