La geotérmica, una energía renovable olvidada

agosto 12, 2016

Cuando se habla de energías renovables siempre se habla –sin repetir y sin soplar- de solar, eólica y, si hay suerte, hidráulica. Queda relegada del imaginario una que puede ser potente, viene creciendo y tiene sus defensores, que no pueden creer que se la relegue en un contexto de energías fósiles caras (para el bolsillo y para el ambiente, vía cambio climático). La energía geotérmica aprovecha el calor que generan las entrañas del planeta para el uso humano, sea residencial, industrial u oficial.

Uno de los impulsores en Argentina es Abel Pesce, jefe del departamento de Geotermia del Servicio Geológico Minero Argentino (Segemar), quien acaba de elaborar un programa destinado a la sustitución de combustibles fósiles. Tiene dos objetivos, por un lado que los tomadores de decisiones comprendan los beneficios y el potencial del área, y por otro que el público conozca del tema, aunque sea mínimamente porque está convencido de que no se necesitan grandes presupuestos. “Se podría hacer por ejemplo para todo nuevo edificio en Patagonia, donde se necesita calefacción los doce meses. Lo que se hace es usar el fluido termal en lugar de gas. Con perforaciones de 400 metros promedio y un intercalador de sales se genera un piso radiante a costo mínimo”, dijo. Eso se podría hacer con el 85% de la población del sur, que “está arriba de cuencas sedimentarias”, destacó. Pesce destaca que pese al desconocimiento popular se trata de una energía que avanza de manera geométrica en los países desarrollados.

Según páginas especializadas, “el top diez de países según su capacidad en megavatios estaría compuesto por Estados Unidos, Filipinas, Italia, México, Indonesia, Japón, Nueva Zelanda, Islandia, Costa Rica, El Salvador.” De hecho, sin estar en ese conjunto, más de 12% de la energía de Costa Rica proviene de esta vía. En Argentina ya hay proyectos en la zona andina de las provincias de Neuquén, San Juan y Salta, por ejemplo.

Entre algunos problemas que se han detectado se menciona la posibilidad de ciertas emisiones tóxicas, la necesidad de prospección para detectar dónde existe y dónde no, y que no se puede transportar: es decir, hay que usarla allí donde se encuentre.

firma_Martín

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Comentarios

comentarios

Planeta Azul © 2019