La civilización actual ya consumió la energía que el planeta acumuló en miles de años

noviembre 10, 2015

Cada año que pasa la humanidad supera la capacidad que tiene la Tierra para abastecer sus necesidades. Según datos de la Global Footprint Network, organización que calcula la huella ecológica y la biocapacidad del mundo desde 1961, hoy necesitamos de 1,5 planetas para subsistir.

Esta tendencia consumista no es gratuita. Las futuras generaciones deberán ocupar recursos económicos para recuperar el ambiente deteriorado, producto del agotamiento de los recursos naturales y de la degradación ambiental.

“Nos comimos en tres generaciones toda la energía acumulada en el planeta en los últimos cientos de miles de años”, sentencia el Doctor en agroecología Walter Pengue.

Para terminar con el déficit se necesita adoptar medidas económicas que tengan en cuenta las limitaciones planetarias. El actual modelo económico mundial es insostenible a nivel ecológico, porque no considera que la reposición de la naturaleza es mucho más lenta que el interés del mercado.

“Hoy los planes de transformación son sólo parches sobre grandes heridas”, explica Pengue. “Lo que debe plantearse la humanidad es un cambio de paradigma que implica gestionar la sustentabilidad”.

El especialista integra un grupo que sostiene que la disciplina a implementar es la economía ecológica ya que pone el acento en la equidad intergeneracional, en no exceder la cantidad de recursos que cada generación puede consumir y en la capacidad que tiene la naturaleza para reciclar sus propios desechos.

La estrategia metodológica es utilizar indicadores de crecimiento que tomen en cuenta las externalidades ambientales y sociales, como el Producto Bruto Interno (PIB) ajustado al ambiente o el Índice de Progreso Real (IPR) que cuantifican los daños y beneficios a la sociedad y a la biósfera.

Un ejemplo y de los más usados es el de la huella ecológica, que calcula la superficie de tierra productiva y de agua necesaria para producir los recursos que la sociedad consume y para asimilar los residuos que genera.

“Hay que pensar por encima de la coyuntura, no dejar en manos de los decisores políticos de las grandes potencias, a las que les va a costar mucho cambiar de andarivel”, apunta Pengue. “Hay que obligarnos como sociedad a definir políticas ambientales sustentables lo que no significa volver a la época de los `picapiedras´, sino comprender los límites ambientales que ofrece la Tierra”.

Foto fuente independent.co.uk

firma_Gabriela

 

 

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Comentarios

comentarios

Planeta Azul © 2019