Ir al espacio para mirar la Tierra

julio 19, 2018

firma_Gabriela

Esa es la misión del SAOCOM 1A (Satélite de Observación con Microondas), que orbitará a 650 kilómetros de la Tierra y desde allí cubrirá todo el mundo, a excepción de una muy pequeña zona en los polos, en 98 minutos.

El proyecto de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), está compuesto por dos satélites iguales SAOCOM 1A y 1B, con aproximadamente un año de diferencia temporal entre sus lanzamientos. La empresa rionegrina INVAP diseñó y fabricó la Plataforma de Servicio y la Electrónica Central del Radar de Apertura Sintética (SAR). Será lanzado en el mes de septiembre de este año desde la Base Vandenberg en California, Estados Unidos.

“La ventaja de la antena radar de 10 metros de largo, el único instrumento del satélite, es que tomará imágenes tanto de día como de noche gracias a las microondas, y por la frecuencia elegida (banda L) penetrará las nubes, por lo que es un instrumento excelente para el manejo de emergencias climáticas cuando las tormentas impiden sacar imágenes ópticas”, explica el ingeniero Nicolás Renolfi, jefe del proyecto de SAOCOM de INVAP.

Su objetivo primero y central es medir la humedad del suelo. También indirectamente permitirá observar el estado de avance y salud de glaciares, las superficies de zonas desforestadas, los desplazamientos del terreno y derrames de hidrocarburos en el mar.

Renolfi aclara que la observación será como en gajos de naranja, de arriba abajo, por la rotación de la Tierra sobre su propio eje cada 24 horas, y que recorrerá exactamente la misma parte de la Tierra cada dieciséis días. Cuando se orbite el SAOCOM 1B, posiblemente en 2019, se hará en ocho.

El beneficio para nuestro país es principalmente la gestión de campos, realizar controles costeros del Mar Argentino, y trabajar en emergencias, gracias a que se integrará con la constelación Cosmo Skymed (cuatro satélites italianos), formando la constelación SIASGE (Sistema Ítalo-Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias).

“Mapeará la humedad de la pampa húmeda aproximadamente cada tres días”, cuenta Renolfi, “por lo que permitirá hacer un mejor uso de recursos hídricos y fertilizantes, controlar los rindes y la aparición de enfermedades en cultivos”.

Antes de hacer las valijas, el SAOCOM 1A pasó por diferentes pruebas de vacío, temperaturas extremas y vibraciones acústicas en la sede de INVAP ubicada a orillas del lago Nahuel Huapi, para garantizar su salud en el espacio.

Faltan pocos días para que desde Bariloche se despida nuevamente un satélite científico argentino que mostrará al mundo las capacidades científico-tecnológicas con que cuenta el país.

Foto: Equipo científico junto a satélite SAOCOM 1A terminado.

Crédito: argentina.gob.ar

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Comentarios

comentarios

Planeta Azul © 2018