El G20 y las definiciones que no llegan

noviembre 29, 2018

Por Pilar Assefh

Y finalmente llegó. El evento alrededor del cual todo pareció girar este año, en la Argentina, está aquí. Con un preámbulo de cortes de tránsito y extremas medidas de seguridad, Buenos Aires será sede de la Cumbre de Líderes del G20, la décima en realizarse en la historia y la primera en territorio sudamericano.

¿Qué nos traerá este evento? Por un lado, una serie de encuentros bilaterales altamente anticipados, como la cena entre los presidentes Donald Trump y Xi Jinping, en medio de las disputas comerciales que enfrentan a los Estados Unidos y China; y las citas que el presidente Mauricio Macri tiene confirmadas con Trump, la alemana Angela Merkel y la británica Theresa May; entre otros.

Por otro, la posible puesta sobre la mesa de algunos temas que han demostrado ser peliagudos a lo largo de este año. Tres en particular: los cuestionamientos a los que el multilateralismo está siendo sometido; las definiciones comerciales que puedan salir de esta cumbre; y, también, aquellas ligadas a cómo este foro reforzará (o no) la ambición en términos de acción climática.

Si hemos de guiarnos por la última información disponible -el filtrado borrador del comunicado final del que la semana pasada el Financial Times se hizo eco-, parece claro que muchas de estas expectativas no se materializarán en resoluciones. Según publicó el medio británico, la defensa que dicho documento hace del multilateralismo es, por lo menos, débil, y más débil aún es el empuje que da a la acción para combatir el cambio climático. Cuando los 20 se reunieron en Hamburgo (Alemania) un año atrás, la impronta que se dio a este tópico quebró el consenso del grupo, algo que Macri quiere evitar a toda costa. “Los líderes de los otros miembros del G20 (esto es, todos menos los Estados Unidos) afirman que el Acuerdo de París es irreversible”, se lee en el comunicado alemán. En cambio, en el borrador del actual, el lenguaje es tan insustancial que podría no estar. Solo se menciona brevemente el Acuerdo de París y en contexto poco favorable, ya que no pregona un apoyo mayoritario de parte del foro, como sí lo hacía en el último. Textual: “Reconociendo las diferentes circunstancias, incluidas las de los países decididos a aplicar el Acuerdo de París”. En relación al financiamiento para el cambio climático -algo que, como país en desarrollo, a la Argentina debería interesarle- se limita a decir que fue “discutido”.

Así, el documento en cuestión no refleja los críticos llamados de atención que la ciencia ha hecho este año. Entre ellos, el Reporte Especial 1.5 del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), que advierte que la brecha para impedir que la temperatura media global aumente por encima de 1,5°C es de solo 12 años. También, el Brown to Green Report 2018, de Climate Transparency, que establece que los miembros del G20 deben duplicar sus esfuerzos si desean llegar a esta meta. Sumado a eso, de acuerdo al 2018 Emissions Gap Report, que el Programa de las Naciones Unidas para el Ambiente (PNUMA) dio a conocer esta semana, si bien aún es posible mantener el calentamiento global debajo de 2°C, las naciones deben triplicar sus esfuerzos para que sea posible; en este sentido, dice el informe, la viabilidad técnica de detenerlo en 1,5°C está disminuyendo.

Es menester recordar que, dos días después de que la Cumbre de Líderes del G20 culmine en Buenos Aires, en Katowice (Polonia), comenzará la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Clima de este año, donde debería concretarse el reglamento del Acuerdo de París. Un respaldo de los líderes de las 20 economías más importantes -aquellas que representan el 80% de los gases de efecto invernadero (causantes del cambio climático)- sería no solo deseable, sino justo para con el resto de los países del mundo.

 

Foto: Mauricio Macri en el lanzamiento de la presidencia del G20

Crédito: www.g20.org

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Comentarios

comentarios

Planeta Azul © 2018