Eficiencia al volante: cómo hacer sustentable un viaje en auto

noviembre 24, 2016

Manejar un auto es algo cotidiano, que se realiza en forma automática sin ser percibido como un problema medioambiental.

Según la Tercera Comunicación Nacional sobre Cambio Climático, presentada en 2015 por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, el 11% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) provienen del sector transporte.

Argentina, es el país de la región con más vehículos por habitante. En 2014 según la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) había 11 millones y medio de vehículos, de los cuales casi el 90% son autos particulares.

A la Ciudad de Buenos Aires ingresan en promedio más de un millón de vehículos por día. Esto genera una gran cantidad de gases contaminantes como monóxido de carbono y también gases efecto invernadero como el dióxido de carbono y el óxido nitroso que son librados a la atmósfera cuando combustionan los motores.

Por eso, es necesario fomentar una conducción eficiente que puede colaborar en la disminución de la contaminación. Implementar un cambio de actitud al manejar que aporte beneficios ambientales y económicos.

“Si bien los sistemas de transporte público, y bicicleta son la mejor opción para poder trasladarse, hay situaciones en las que las personas necesitan utilizar automóviles”, dice Enrique Maurtua Konstantinidis, director de Cambio Climático de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN).

Desde FARN proponen -a través de un manual de conducción eficiente- que los usuarios incorporen prácticas que hagan el viaje más seguro, placentero, más eficiente y en consecuencia, con menor impacto en el ambiente.

En el manual -explica Enrique Maurtua productor de los contenidos de la guía- se dan detalles de cuánto podrían ahorrar los usuarios utilizando conductas adecuadas durante el viaje en auto. Entre estas: cerrar las ventanas por arriba de los 60km/h, chequear el estado de los filtros para eliminar cualquier impureza ya que el mal estado de los filtros incrementa entre 0,5% a 1,5% el consumo; alinear y balancear los neumáticos delanteros y traseros para distribuir el peso correctamente y mantener la velocidad constante a 100km/h.

“Todas estas acciones aportan a que se reduzca el consumo de combustible en proporciones diferentes y en consecuencia se reducen las emisiones”, explica Maurtua Konstantinidis.

Ser eficientes tiene que ver con saber elegir adecuadamente los vehículos de acuerdo a su uso. Para distancias cortas, un vehículo liviano de motor pequeño será más eficiente que una camioneta o auto grande.

 

firma_Gabriela

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Comentarios

comentarios

Planeta Azul © 2019