Concientizadores Ambientales

julio 12, 2016

Tocan timbre, se presentan y comienzan su tarea.

Son los concientizadores ambientales de la ciudad de Buenos Aires que recorren la ciudad puerta a puerta para fomentar que cada ciudadano tome conciencia y genere un cambio de hábito que colabore con un estilo de vida más sustentable.

Marianela Giffi es Licenciada en Ciencias Ambientales de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, su primer trabajo fue como concientizadora ambiental. Hoy lidera el proyecto de concientización ambiental sobre gestión de residuos sólidos urbanos en la Subsecretaría de Higiene Urbana del Ministerio de Ambiente y Espacio Público, del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. “Los concientizadores cumplen específicamente un rol informativo, pero fundamentalmente persuasivo, deben convencer a los vecinos, encargados de edificios, administradores de consorcios y comerciantes; que separar los residuos es un hábito indispensable para mejorar la calidad ambiental del lugar donde vivimos”, explica Giffi.

El programa consiste en una pasantía rentada para estudiantes universitarios de carreras ambientales, de comunicación y sociales, y su objetivo es promover un cambio cultural necesario para sostener un planeta para las futuras generaciones. Incentivar la separación de los materiales reciclables de los húmedos, sacar los residuos en hora y que el estacionamiento de los automóviles sea a un metro del contenedor, es parte de su trabajo entre otras tareas. También la tenencia responsable de mascotas, el uso de la bicicleta como medio de transporte alternativo y el consumo responsable de agua y energía.

“El trabajo uno a uno en la calle es fundamental”, comenta Giffi, “desde 2012 concientizamos a más de 17.000 vecinos puerta a puerta, 13.000 encargados de edificios, 4.000 administradores de consorcios, 18.000 comerciantes y más de 1 millón de personas en eventos y esquinas de alto tránsito”.

Cada semana las diferentes áreas que conforman la Subsecretaría de Higiene Urbana se reúnen para obtener la información de la zona a concientizar y planificar cada una de las actividades a desarrollar.

“Los vecinos reciben muy bien la presencia de los concientizadores, los valoran porque son personas comunes que los visitan en su domicilio, en lugar de un famoso o una propaganda de TV o vía pública”, dice Marianela. La líder del proyecto recuerda, de cuando ella iba puerta por puerta, la reflexión de un vecino del barrio de Saavedra “de los 40 años que llevo viviendo aquí, nunca nadie me había tocado el timbre para charlar de un tema tan importante, siempre tocan para pedirme algo o en alguna campaña política”. “Esa clase de respuesta de parte de personas sin especulación política, que se sienten parte de un plan y no como “locos por la ecología” me llenan de alegría y entusiasmo”, concluye la joven licenciada.

firma_Gabriela

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Comentarios

comentarios

Planeta Azul © 2017