¿Ciudades o ciudadanos inteligentes?

abril 5, 2016

Las ciudades actúan como imanes que atraen a las personas en busca de oportunidades de trabajo, educación, atención en salud y entretenimiento. En la actualidad 3600 millones de seres humanos viven en los centros urbanos y según estimaciones de Naciones Unidas, para mitad de este siglo el 70% de la población mundial vivirá en ellas.

Pero, ¿cómo se prepara una ciudad para ese crecimiento exponencial y para satisfacer las demandas de los ciudadanos?

Para la arquitecta y doctora en Ciencias Sociales Susana Finquelievich, “el concepto fundamental de una Smart City gira en torno a tener una economía inteligente, transporte y vialidad inteligente, población inteligente, vida inteligente y finalmente un gobierno inteligente, con el objetivo de brindar una alta calidad de vida”.

Cuando las ciudades utilizan estratégicamente las nuevas TIC para integrar sus sistemas de agua, energía, movilidad, salud, educación y medio ambiente, y promueven el desarrollo sostenible y la innovación, se transforman en ciudades inteligentes.

“El simple uso de las TIC tal vez pueda definir a una ciudad como Ciudad Digital”, explica la investigadora principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICET), “pero no puede ser considerada inteligente si las usa sin un diagnóstico de la situación local y una eficiente adecuación de los recursos financieros, tecnológicos, humanos a fines sociales, ambientales, políticos y  económicos.”

Este proceso además debe basarse en el compromiso y colaboración de empresas, universidades, gobiernos, organizaciones ciudadanas y sobre todo que sus ciudadanos puedan apropiarse y usar productivamente las herramientas digitales. Los ciudadanos tienen un rol activo en la construcción y desarrollo de las nuevas urbes.

“Los ciudadanos pueden no sólo identificar problemas en su entorno, sino también aportar información que las autoridades o tomadores de decisiones no están recogiendo para resolver problemas y así definir políticas y propuestas para sus territorios”, concluye Finquelievich.

Agua potable, energía limpia, transporte urbano y suburbano eficiente, espacios verdes son algunos de los puntos que las ciudades deben ofrecer para proporcionar una buena calidad de vida a sus ciudadanos.

firma_Gabriela

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Comentarios

comentarios

Planeta Azul © 2018