Cambio climático: cinco temas tan urgentes como importantes

marzo 16, 2018

firma_pablo_helman2

Aumentó un grado la temperatura planetaria. Se suman eventos extremos, inundaciones y especies en peligro. Lo positivo: el cambio cultural.

Parecería haber consenso global, quizás salvo para Donald Trump, en que el tema del calentamiento del planeta es una cuestión importante. Pero, ¿tenemos conciencia de que también participa de lo urgente? ¿Sabemos realmente que hay situaciones, cambios, transformaciones profundas que se están produciendo en el aquí y ahora? Y parafraseando al presidente de los Estados Unidos ¿hay fenómenos observables ya mismo? Sí, los hay. Aquí, cinco de ellos.

Un grado más, y a dos del daño irreparable

Carolina Vera es doctora en Ciencias de la Atmósfera e investigadora del Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA), perteneciente al Conicet y la Universidad de Buenos Aires (Argentina). Participó de uno de los informes más completos sobre el tema el Proyecto Tercera Comunicación Nacional a la CMNUCC de la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación (SAyDS). Señala que “a escala global la evidencia más fuerte es el aumento observado de la temperatura media del planeta. Desde la época preindustrial, allá por 1875, fines del siglo XVIII hasta ahora es de un grado”.

Agrega que “en nuestro país, las evidencias se encuentran descriptas en el informe (3cn.cima.fcen.uba.ar), que se hizo en el 2014. La evidencia es el aumento de la temperatura mínima, que aumentó entre 0,5 y 1 grado desde 1960 a 2010, con algunas variaciones. Los cambios dependen de la zonas, pero están relacionadas con la lluvia”.

 

Más eventos extremos

Otra manifestación que sucede en esa dimensión más intensa del presente que es el “ya mismo” es la aparición de eventos extremos vinculados al clima. Sí, lluvias intensas, sequías, fríos mayores, veranos tórridos. Todos fenómenos registrados por la ciencia, con una vinculación directa con la economía del país y de la región. Vera señala que: “hemos encontrado posibilidades mayores en el presente. Hay una mayor ocurrencia de eventos extremos”. Lo que invita a pensar, siguiendo el Informe sobre el clima que “a la luz de los recientes impactos que afectaron nuestro país en las ciudades de Santa Fe, Buenos Aires, La Plata y otras localidades confirman la necesidad de fortalecer los actuales sistemas de alerta sobre inundaciones de diverso tipo, expandiendo las redes de monitoreo y las capacidades de predicción”.

 

Océanos en expansión, inundaciones

Se observa un aumento en el nivel de los mares, acompañado de lluvias más intensas, con el consiguiente incremento de las inundaciones.}

Vera enfatiza que “a nivel global se ha manifestado con la disminución de los niveles de hielo continentales, tanto en la Antártida, Groenlandia, como en las cordillera de los andes, el aumento sostenido del nivel del mar”.

 

Animales en peligro de extinción

Se suele afirmar que la nuestra, la de los adultos responsables en el hoy y ahora, es la última de las generaciones que puede hacer algo concreto para detener el cambio climático. Rodolfo Tarraubella, de la Fundación Ecociencia, Director de la Secretaría de Sustentabilidad y Finanzas Climáticas, miembro de Naciones Unidas señala que hay un cambio al que hay atender antes de que “se produzca algo que no pueda detenerse.”. Vera por su parte dice que “en el último informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático, que fue realizado en el 2013, se estableció qué impactos habría a escala planetaria si se superaran los dos grados de calentamiento, los tres grados. En ese caso, se identificó que algunos ecosistemas amenazados, por ejemplo los corales del Caribe que hoy se están muriendo, podría no recuperarse. Eso es lo que se llama “el punto de no retorno”.

 

Cambio en la tecnología, cambio cultural

Tarraubella señala un elemento que tiene que ver con la dinámica social “¿Hubiéramos tenido hoy la cantidad de renovables en la velocidad con que se vienen desarrollando si no hubiéramos tenido conciencia del cambio climático, si no hubiéramos tomado conciencia del cambio climático? ¿Estaríamos realmente haciendo una transición del petróleo a renovables sino hubiera sido por la conciencia del cambio climático?” Lo cierto es que lo climático acompaña un cambio tecnológico, que lo incluye. Y que ya se está manifestando. Carolina Vera señala que “Hay dos fenómenos que se observan: el giro de la zona vitivinícola hacia el norte de la Patagonia y la expansión hacia el oeste de la zona agrícola para la producción de granos como trigo o soja”.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Comentarios

comentarios

Planeta Azul © 2018