La necesidad de generar productos sustentables frente a los derivados del petróleo, coloca a la Argentina en un rol importante en el desarrollo de energías limpias a partir de la elaboración de biocombustibles y demuestra una vez que la trazabilidad es posible en pos del cuidado del medio ambiente.