“América Latina es la Arabia Saudita de las energías renovables”

octubre 14, 2016

El autor de la frase del título es Gustavo Máñez, coordinador regional de cambio climático de la ONU, y fue dicha este martes (11 octubre) en la presentación del informe Carbono Cero América latina en el Senado argentino.

El énfasis tiene que ver con las potencialidades que los organismos internacionales encuentran en la región para adaptarse al cambio climático, emitir menos de los gases que generan el calentamiento global a la vez que producen réditos económicos.

La zona –se mencionó- tiene tres puntos clave para las renovables a nivel mundial: la radiación en el desierto de Atacama, en el norte chileno, los vientos de la Patagonia así como mucha fuerza mareomotriz del Pacífico sur que se puede aprovechar.

Máñez señaló la posibilidad de cuatro acciones concretas para concretar estas potencialidades. Por un lado la descarbonización de la energía eléctrica, es decir, eliminar o reducir progresivamente la quema de carbón como origen de esa energía. Por otro, reducir emisiones de las industrias. Pero hizo especial hincapié en la necesidad de electrificar el transporte público, usado por los latinoamericanos como en ninguna otra parte del mundo. Y el último punto, el más crítico dado la necesidad de materia prima que pide el mundo –sobre todo del Cono Sur-, que tiene que ver con el uso de la tierra y la quema de bosques para la plantación de monocultivos.

Entre las barreras que el informe de la ONU detectó sobresalen los subsidios a los combustibles fósiles de niveles estratosféricos: 50 mil millones de dólares.

De la presentación participaron también la senadora Lucila Crexell (Movimiento Popular Neuquino) y el diputado Juan Carlos Villalonga (Cambiemos), miembros de la ONG Globe International que une legisladores de todo el mundo para elaborar normas que protejan el ambiente.

Dentro de un panorama optimista, sorprendió una pregunta del público sobre la incomodidad que genera la expectativa que también se cierne sobre América Latina respecto de la técnica de extracción de combustibles fósiles conocida como fractura hidráulica (o fracking), cuya respuesta no fue de condena sino de expectativa.

 

firma_Martín

 

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Comentarios

comentarios

Planeta Azul © 2018