Alarma la extracción insostenible de recursos naturales

julio 26, 2016

Según el informe del Panel Internacional de Recursos (IRP por sus siglas en inglés) del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la extracción de materias primas de la tierra se triplicó en las últimas cuatro décadas.

Los números son alarmantes; se pasó de sacar de la tierra 22 mil millones de toneladas de materias primas en 1970 a 70 mil millones en 2010. Las proyecciones al 2050 serían todavía peores: 180 mil millones para satisfacer las demandas de energía, agua y alimentación.

El informe determina que los países más ricos consumen diez veces más recursos extraídos de la tierra que los países pobres, y clasifica a cada país por el tamaño de su huella de consumo de materiales per cápita.

Así, Europa y América del Norte encabezan la tabla con una huella de consumo de materiales per cápita de 20 y 25 toneladas por año, respectivamente; China 14 toneladas y Brasil 13.

La huella Asia-Pacífico, América Latina y el Caribe, y Asia Occidental, varía entre nueve y diez toneladas per cápita anual, y la de África es inferior a tres toneladas.

El IRP, integrado por 30 expertos procedentes de una amplia gama de instituciones académicas y organizaciones científicas, afirma que en la actualidad la economía global requiere más materiales de los que requería a principios de siglo porque la producción se ha desplazado desde economías eficientes en el uso de materiales como Japón, Corea del Sur y Europa a economías mucho menos eficientes como China, India y Asia Sudoriental que utilizan enormes cantidades de hierro, acero, cemento y energía.

El informe considera ponerle precio a las materias primas en el momento de la extracción, con el fin de que reflejen los costos sociales y ambientales, e invertir esos fondos en investigación y desarrollo.

Para lograr una política ambiental moderna con crecimiento inclusivo y sustentable se necesita que la tasa de crecimiento económico sea “desacoplada” de la tasa de consumo de recursos naturales. Es decir mejorar la tasa de productividad, “hacer más con menos” recursos.

 

EFECTOS DE LAS PRÁCTICAS VIGENTES

-Aumento de la acidificación y la eutrofización de los suelos y aguas de todas partes del mundo y de la erosión de los suelos.

-Aumento de la producción de residuos y de la contaminación atmosférica.

-Aumento del cambio climático.

-Reducción de la biodiversidad.

-Intensificación de conflictos sociales por la escasez de los recursos naturales.

firma_Gabriela

 

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Comentarios

comentarios

Planeta Azul © 2018